Consecuencias de una mala impermeabilización. ¡Evítalas!

Una mala impermeabilización de nuestras cubiertas en Madrid nos ocasionará importantes gastos en el futuro. Por lo que si estás pensando en impermeabilizar tu terraza, tejado o jardín, debes saber que la elección del material es clave para prevenir problemas de humedades y de salud, así como el deterioro estructural de cualquier vivienda.

Los trabajos de impermeabilización de cubiertas en Madrid, tal y como lo entendemos en Troner, están pensados para impedir el acceso del agua de lluvia o de cualquier elemento externo al interior de un edificio. Somos conscientes del papel tan importante que juegan estos trabajos dentro de una obra al garantizar una mayor duración de la edificación. De lo contrario, es más fácil que aparezcan las temidas deficiencias.

Principales patologías de una mala impermeabilización

Las más comunes son las goteras, las filtraciones, las humedades, el deterioro del forjado… Imagínate cómo puede afectar estas deficiencias a los locales, oficinas, colegios, hospitales, garajes, etc.

Las filtraciones, por ejemplo, se pueden observar con cierta normalidad a consecuencia de una estanqueidad insuficiente en cubiertas y tejados. Se originan debido al paso del agua de lluvia a través de fisuras, tejas rotas o desplazadas, bandas de juntas mal colocadas… causando nuevos quebraderos de cabeza: la formación de goteras y humedades.

Con la llegada repentina del frío y de las lluvias, si no tenemos cuidado, éstas pueden meter la humedad en nuestras casas. Una inadecuada inclinación o una escasa protección en el tejado serán suficientes.

impermeabilización tejados

 

 

 

 

 

 

 

impermeabilizacion cubiertas

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué ocurre cuando el agua se cuela en nuestra casa?

Los materiales se comportan de manera diferente por la influencia del agua perdiendo todas sus cualidades. Los elementos metálicos son afectados por la corrosión, los yesos se deterioran, la madera y el papel se estropean, y se favorece el desarrollo de patógenos y de hongos entre las piedras.

¿Cómo evitar que nuestra cubierta se convierta en un coladero?

Las cubiertas y los tejados, al estar expuestos a la intemperie, necesitan de unos cuidados especiales durante todo el año. En estos casos, la impermeabilización exterior es fundamental para reducir la degradación de los revestimientos. Para la realización de estos trabajos, desde Troner hemos desarrollado un sistema propio que asegura una impermeabilización estanca y 10 años de garantía. Y todo ello, sin necesidad de obras de albañilería.

Nuestro sistema consiste en la fabricación de una membrana ‘in situ’ de una sola pieza que se adhiere fácilmente al soporte, eliminando las fisuras, proporcionando al mismo tiempo una gran estanqueidad.¿Estás interesado? Pídenos un presupuesto a medida.